Chapas personalizadas | Un detalle para cualquier ocasión

Un detalle que siempre funciona.

Cuando una ocasión especial está por venir, intentamos que todo salga lo mejor posible. Hace poco fue mi cumpleaños y decidí montarlo por todo lo alto, con bastantes invitados, decoración, comida y buena música. Todos sabemos que recibe los regalos el que cumple los años, pero esta vez quería tener un pequeño detalle con mis invitados. Investigando un poco por la red sobre regalos originales encontré una página web sobre chapas personalizadas. Me llamó mucho la atención desde el primer momento. ¿Porqué? La idea de poder poner mis propios diseños a una chapa me encantaba. Tenía dos opciones: pedir a Pachapa que me fabricaran las chapas con mi diseño o comprar una máquina de chapas y hacerlas yo mismo.

¿Cómo hacer tus chapas personalizadas?

Finalmente, me decidí por comprar una máquina de chapas. Siempre habrá alguna ocasión en la que pueda sorprender con unas chapas personalizadas. Además, los más pequeños de la casa se lo pasan en grande con este tipo de manualidades. En cuanto al tamaño, después de hablar con el personal de la tienda, me recomendaron la máquina de 59 mm. Es un tamaño muy manejable y no demasiado grande.

Opciones personalizables

En mi caso, compré un kit en el que venían la máquina para hacer chapas, un cortador (mucho más rápido y cómodo que andar cortando con tijeras) y 100 chapas de alfiler. Pero si dispones del mismo modelo que compré yo, las opciones para la parte trasera de la chapa son:

  • Alfiler, para poder colgarlo en tu camiseta.
  • Imán, ideal para ponerlo en tu nevera.
  • Abrebotellas, para los amantes de la cerveza.
  • Espejo, un complemento esencial en el bolso de cualquier mujer.

¿Qué necesito para hacer mis chapas?

Al principio, puede parece que es mucho material el que necesitas para empezar a andar, pero no te equivoques. Los materiales son muy económicos y no requieren una inversión excesiva. A continuación, te dejo una lista con los materiales que necesitas para fabricar tus propias chapas personalizadas.

  • La máquina de chapas (elegí la de la foto)
  • La parte frontal de la chapa del tamaño que hayas elegido (en mi caso, 59mm)
  • El poliester, que protegerá la impresión y le dará un acabo en brillo muy bonito.
  • Una plantilla para el diseño de tus chapas
  • Tijeras o máquina cortadora, para cortar el diseño.
  • La parte trasera de la chapa, que dependiendo del tamaño que sea, tendrás más o menos opciones.



Por supuesto, todos los recambios los puedes adquirir en Kits que incluyen todo lo que necesitas para seguir fabricando chapas. ¡Te aviso que es un vicio!

¿Qué usos puedo darle?

Como te comento al principio del post, mi necesidad vino a la hora de agradecer a mis invitados que pasaran el día de mi cumpleaños conmigo. Pero la máquina de chapas no es otro tiesto más cogiendo polvo en una estantería. Hay muchísimas ocasiones en las que puedes sorprender con unas chapas originales. ¿No se te ocurren ningunas? Te dejo una lista:

  • Cenas o comidas de empresa: Márcate un punto con tus compañeros de trabajo y regálales unas chapas con el logo de la empresa, o con una frase graciosa.
  • Cumpleaños: Diseña una chapa con el nombre del cumpleañero y la edad que cumple. La posibilidad a la hora de diseñar es infinita.
  • Bautizos, bodas  y comuniones: Cualquier evento que reúna a muchos familiares es una gran ocasión para sorprender.
  • Despedidas de soltero: Una chapa con una frase picante para un día tan especial y ¡seguro que sorprendes!.

¿Se te ocurre algún uso más? Seguro que sí. Como ya te he comentado, las posibilidades son infinitas. ¡Dale rienda suelta a tu creatividad¡

Chapas personalizadas | Un detalle para cualquier ocasión
¿Qué te ha parecido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *